viernes, 19 de octubre de 2012


“No pude esconder más lo que sentía y desnudé mi alma frente a ti, y duele el no saberse correspondida. Eso no es culpa de nadie. No te preocupes si me hieres porque no puedes corresponderme, quien se hiere soy yo misma porque yo sé lo que tú no sientes por mí”.

                                      Maraji.