lunes, 4 de abril de 2016

LA MUJER QUE TUVO UN CABALLO


POEMAS AL MARGEN

                  
                     9


La mujer que tuvo un caballo sonríe,
inclinada hacia el beso echa a andar
y el mundo se inaugura en sus ojos.
Es cierta en soledad
en marcar el tiempo con su pie
sabedora de que un latido es vida
goce en el costado que envuelve sin límites.
Tendida invade melancolías
que ninguna música imaginara, ninguna
salvo la voz que canta porque siente.
Tiene un piano la mujer que tuvo un caballo,
un piano que no suena,
que escucha lo desnudo lo liso
la claridad de un rostro que se acerca.

Misteriosa como la memoria clandestina
es locura o aguacero,
montaña o regazo sobre el que un pájaro de papel
sueña alas del tamaño de la tierra
para volar a ese punto u ombligo
donde los labios van a encontrarse.
La mujer que tuvo un caballo, porque ama sonríe.



Nota: Todo brillo requiere un rostro abierto en abanico.

POEMA RECITADO