miércoles, 6 de abril de 2016

El amor siempre vuelve al lugar del crimen


POEMAS AL MARGEN
                
                   10


Sigo buscándome en tu fotografía,
un sutil acto de vasallaje
si nuestra historia fuera de 21 gramos.
Amar roza el apocalipsis
pero tú acudías con la ternura del infierno,
sin abdicar del nombre
para nacionalizarte en mi cuerpo con el dolor de las ballenas.
Hablar solo es no temer al kilómetro cero.
Me mordías la sonrisa
como si a tus labios les faltase un río
o una primavera en París,
después me prestabas cariño
cuando nunca he sabido pagar intereses
ni madurar cerezas
ni con qué carmín manchabas mis paredes.
Sería un canalla si no te amara,
a pesar de que huyeras desnuda del calendario
dejándome entre días de piernas cruzadas.
Te espero sabiendo que no vendrás, por eso nunca voy,
y aunque el amor siempre vuelve al lugar del crimen
el orgullo no sabe leer.

Nota: Del mar, elijo tu cintura.

POEMA RECITADO