jueves, 28 de enero de 2016

3 - Poemas al margen


                      3


Hace frío, desde el sillón miro por la ventana,
hilos de niebla descienden por los árboles
somos parte de esos hilos –pienso-
densos hilos formando una madeja de piel.
Una pareja discute en la acera,
ella se detiene con las manos en el rostro
no está viviendo, sólo llora.
Las lágrimas también son hilos.
Abrázala –grito en el tono de un ahogado- abrázala.
Él se aparta un paso, no, dos, vuelve, no se decide
se encoge de hombros y piensa: luego.
¿Qué es luego? Luego no existe.
¿Alguien ha visto los hilos de luego?
La niebla peina su cabeza y solloza como una marioneta
lejos del espacio ocupado por un brazo que no la protege.
¡El amor es ahora, estúpido!
Coge una piedra y la tira contra mi ventana.
Soy el observador, todo ocurre porque yo lo observo.
Bajo la persiana cortando los hilos que nos unen,
desde el sillón miro las rendijas. Hace frío. El cristal no se ha roto.             
                                                                                             

Nota: Somos una idea del universo, ya llegará la primavera.


FOTOGRAFÍA: ROSIE HARDY