lunes, 29 de octubre de 2012

Adiós.



 Adiós, dulces amantes invisibles,
Siento no haber dormido en vuestros brazos.
Vine por esos besos solamente;
Guardad los labios por si vuelvo.
                                                            
                                                         Cernuda.