martes, 23 de octubre de 2012

Miradas.


                  Tus ojos me han requisado las lágrimas, y sólo tengo sonrisas para ofrecerte, sonrisas de azahar, de albahaca, sonrisas de agua que se deslizan por los mil senderos que dibujan tus manos, sonrisas de nube, como tu amor, como tus brazos.