sábado, 1 de marzo de 2014

Cuando tu boca se perfila en luna


Me huye hasta la vida cuando te sueño
y sólo me acompaña la locura
de un arañazo que dejó tu empeño
en esa mirada que en mí respira.

Me huye hasta la sangre mientras te siento
haciéndote horizonte en mi fortuna,
convirtiendo mis gemidos en viento
cuando tu boca se perfila en luna.

Como una sonrisa vuelves y te vas
dejándome entre eclipses encendidos
y la piel de un secreto que ocultabas.

Si ya quebramos cristales prohibidos
no temas regresar a mis heridas,
en el amor nunca hay rostros vencidos.