jueves, 13 de marzo de 2014

Si te atrevieras


Si te atrevieras a mirarme
en esta soledad que no cesa
desertarías de ser gaviota en los versos,
y abriendo mi cuerpo con un amanecer
partiríamos a donde nadie nos espera.
Nunca te aprendas mi nombre
deja que lo devoren las noches sin tregua
pues no necesitas palabras furtivas,
con la inocencia de un beso sin pasado
seré aire en el querer que respiras
y manso en el decir de las rosas.

No hay nada más nuevo que el amor
ni más cansado que el mundo.