jueves, 15 de mayo de 2014

Amé


Yo amé.
Amé sus manos como si fueran nuevas.
Amé con el corazón sin filo
y el frío fue beso
y el beso madrugada
y arena mis labios
y los suyos aguas calladas.
Amé sobre el rostro que duermen los vientos
amé en los brazos de un cielo fugitivo,
al fondo tiritaban las flores
al fondo, aguardaba el olvido.

Yo amé,  
amé y creí que ya no amaba.