miércoles, 5 de diciembre de 2012


El día en que el niño se da cuenta de que todos los 

adultos son imperfectos,  se convierte en un 

adolescente.

El día en que los perdona, se convierte en un 

adulto.

El día en que se perdona, se convierte en un sabio.
                                                          Nowlan