martes, 11 de diciembre de 2012


Hay personas que nos hablan y ni las escuchamos;

 hay personas que nos hieren y no dejan cicatriz,

pero hay personas que simplemente aparecen en 

nuestra vida y nos marcan para siempre”
                                                                                      
                                                                         C. Meireles