jueves, 19 de septiembre de 2013

Sueños


La noche sólo es un sollozo
que se viste de sueño
y se desnuda en tus labios.
En su cintura aguardo soñarte,
en su cintura te sueño aguardando
nacer en tus párpados cerrados,
en su cintura
la luz construye tu rostro
con la pálida memoria.

Es tan sencillo amar las líneas de tus manos,
acurrucarse en las sílabas de tu nombre
y ocultar besos en las tibias arenas
que limitan al norte de tus muslos.
Es tan sencillo amar el agua en tu pecho,
ser tormenta al contacto de tu lengua
y saltar al vacío que tu piel murmura.
Es tan sencillo amarte
que me duele respirar
en el alivio del olvido.

La noche sólo es un sollozo
que te viste con mis sueños.