jueves, 23 de enero de 2014

Coartada


Amarte es mi coartada para destruir el mundo,
será leve, sutil, con el golpe de una caricia
que surgirá al estrechar tu aire con mis brazos.
Y el amor no será el espasmo del látigo
sino la mirada que cruzaste y fue mía
cuando aún nos quedaban palabras.

Desde ese mar sin heridas que oculta un beso
verás caer el muro donde cuelgan los ríos
y ya no habrá orilla sin arenas,
la noche no tendrá argumentos para estar triste
ni los pájaros excusas para no hacer preguntas.
Sólo ven y mírame a los ojos, es tan sencillo.

Amarte es mi coartada para destruir el mundo.