miércoles, 12 de septiembre de 2012

Reseña de La amante imperfecta en El Periodista Digital

http://blogs.periodistadigital.com/libros.php/2012/07/19/p318935#more318935

'La amante imperfecta', de Alfredo Cernuda

19.07.12 | 23:37.
Título: La amante imperfecta/ Autor: Alfredo Cernuda / Editorial: Xorki
320 páginas / 18 euros

Debo reconocer que el final del libro, y más concretamente las dos últimas páginas, me ha gustado mucho. Dice que generalmente pasan inadvertidas en el trato con los demás. Anima a examinar al prójimo desde diferentes perspectivas, no vaya a ser que contenga alguna característica que resulte muy atractiva para el interesado y se la esté perdiendo. En la novela hay un policía huraño y que no dice más que lo estrictamente necesario y al que parece que no se le escapa ningún detalle. Investiga el asesinato de un español ocurrida en Zimbabwe, en busca de las ramificaciones del caso en España.
El protagonista es Javier, hermano de la víctima, que también investiga el caso paralelamente al inspector de policía, pero en su caso su interés se centra en encajar ciertos comportamientos inesperados de su hermano en la idea que tenía de él. Se había desplazado a Zimbabwe a trabajar como médico en una Ong. Javier creía que lo conocía muy bien y ahora se encuentra con una serie de novedades impensadas.
Pero no sólo analiza los cambios psicológicos que necesariamente tuvo que sufrir su hermano durante los años que llevaba sin verle, sino que también sus propias reacciones, que suceden espontáneamente, son objeto de su interés. Estas reacciones no son extrañas, ni mucho menos, la mayor parte de la gente reaccionaría igual, probablemente, pero también las observaría con asombro.
Hacia la mitad de la novela el autor ya permite que se desvele o se adivine algo de lo sucedido. Poco a poco, y de forma meticulosa y ordenada, y hasta el final de la novela, van apareciendo a continuación todos los detalles del caso, que no son pocos.
Hay unas cartas de amor, en bastardilla, que se suceden durante toda la novela, que son realmente deliciosas. Se leen de inmediato, cuando se llega a ellas, en el supuesto de que se haya pensado interrumpir la lectura. Si se da el caso, se hace después de leer la carta.
Tiene otra vertiente muy interesante la novela y se refiere a todo lo que ocurre en África. La ONU que es la única que lo podría solucionar no toma cartas en el asunto. La opción que queda es informar a cuanta más gente mejor.

Vicente Torres