martes, 29 de marzo de 2016

IDOMENI


POEMAS AL MARGEN

                 
                        8



Desde la insolencia del niño que aguarda
grita un dolor mío o de nadie,
más profundo que ese falso invierno
donde la desolación finge paisajes.
El niño sueña brisas en mi sombra
y esconde el pudor de un lamento insostenible
entre palabras que olvidaron acercarse al oído.
Después llora,
llora y su llanto carece de futuro
de pies para exigir estatuas
del temblor de una lengua intuyendo comida.
Ni la muerte habla de su muerte.
¿Qué haremos cuando en los mares quietos
se suiciden los peces?
El niño araña mi sombra como si yo tuviera alma
o un pasado crujiendo en la frente.
Acumula fe en una uña tan pequeña
que ignora la sangre, 
que ignora ese pedazo suyo que aún respira, 
roto, sin rincones.
¿Si su dolor es espejo quiénes somos nosotros?

Nota: Todo es invierno en Idomeni.

POEMA RECITADO
https://drive.google.com/file/d/0B-6WBLnyrVpiVVBwUnZoVnVXSWc/view?usp=docslist_api