lunes, 8 de febrero de 2016

5 - Poemas al Margen

                  
                 5

La ternura se aleja
en esos oscuros
que la noche sabe,
el sueño es un lamento
un labio que no cierra.
Me apunto con un dedo a la sien
-tirar piedras contra los recuerdos carece de sutileza-
un arma corta para decirte adiós
y liberarme de quien crees que soy.
Las máscaras caen,
airadas
desatando al demonio
o al héroe que jamás fui en ti.
Con la nuca lastimada
deposito un silencio tan viejo
que la memoria mendiga sílabas.

En ésta soledad insostenible
aquello que me habita  
posee un eco,
y aunque se pronuncie con tu nombre
no me basta.

NOTA: La memoria es un camino que no siempre se elige.



Pastel sobre papel encolado a tabla. BLANC I BLAU: GERMÁN ARACIL