lunes, 1 de febrero de 2016

4 - Poemas al margen

                  
                            4


El doctor me concedió un año de vida,
ella quería verme feliz, sin existir en mí,
yo sonreí –en ambos casos-
¿Los búfalos sonríen?
Un año es demasiado tiempo
para que una idea sea aurora,
podría escribir 365 poemas al margen
-al margen de arenas y versos-
ir al mar, no, no, sentirme mar
sin más lumbre que un cielo sin lumbre,
podría jugar a ser dios con mi perra
podría ser dios o un desahuciado arrojado del                                                                   [mundo
-son lo mismo, se alza el telón y sus pies crujen-
Necesito fumar,
el doctor dijo que me estaba matando
le enseñé su fotografía y me regaló un paquete,
es cruelmente hermosa
como una pluma que no necesita vientos
-siempre es más intenso morir en alguien-
y además quiere verme feliz.
Doy una calada con ojos de búfalo
de búfalo sin futuro ni lumbre.
Mi perra no quiere verme feliz,
quiere ser mi felicidad
o mi tristeza o mi boca imitando tormentas.
Tengo que comprarle un búfalo que la consuele
o quizá un collar.
El doctor ignora que morí hace años
la gente me saluda, sí,
y yo contesto por educación, no porque esté vivo.
¿Qué podría hacer siendo feliz sin existir en ella?
[                                                                             ]


Nota: Un año es demasiado tiempo
          incluso para ser feliz o un búfalo sin lumbre.