martes, 26 de enero de 2016

2 - Poemas al margen

                  
                          2




El tiempo se mide en recuerdos.
Una mujer me mira,
es un instante triste,
vuelco hacia ella un rostro
uno cualquiera,
noto temblor en su pecho
como si ocupara un lugar en su memoria
-elegir el pasado es sentir fiebre en los labios,
agonía en la voz que no llega al mar-
su mente resbala tachando adioses
hasta llegar a la caricia que nunca existió,
de repente sus ojos cantan como hortensias
cuánta soledad revela el pliegue de un párpado.
Escribo una frase y se la doy a leer:
los recuerdos son mentira.
Suelta un aliento tardío
que se pierde en la marea de peatones,
es difícil manejar el tiempo
cuando la tarde se apaga.

No hay luz en la huida,
sigo caminando.


Nota: si sólo eres un recuerdo, no te sientes a tomar café.