martes, 4 de febrero de 2014

Como si no me amara



Jamás voy a amarte, pensó,
como si yo no leyera sus pensamientos
como si la noche no le devolviera mi rostro,
como si no me amara.

Escondió sus pasos en el agua,
como si no fuera ya tarde para jugar al olvido
como si la distancia careciera de salidas,
como si no me amara.

Ahora recorta los huecos de mis palabras
para inventarse una calle de regreso,
como si alguna vez se hubiera ido
como si yo no soñara con la luna enrojecida de su pecho,
como si no me amara.